¿Abusamos de los antibióticos químicos? Antibióticos y Farmacia

¿Abusamos de los antibióticos químicos? Antibióticos y Farmacia

¿Abusamos de los antibióticos químicos? ¿Hemos olvidado que los mejores antibióticos tiene un origen natural?. Antibióticos y Farmacia

 

Esta semana vamos ayudar a nuestros clientes a prevenir y a fortalecer su sistema inmunológico

Desde el momento que aparece uno de nuestros clientes con una receta de antibiótico, podemos deducir que su sistema inmunitario es débil o bien que después del tratamiento sufrirá una bajada de defensas, uno de los efectos secundarios que produce el antibiótico.

Los antibióticos, utilizados racionalmente, son indispensables. Lo que ocurre es que la resistencia de las bacterias a los antibióticos químicos y los efectos secundarios derivados de su mal uso, hacen que no siempre tengan el efecto deseado.

El Dr. Fleming ya advirtió en 1945: “El abuso de la penicilina acabará provocando el desarrollo inevitable de bacterias resistentes”.

También el doctor Stuart Levy, experto de fama mundial sobre la resistencia a las bacterias, advirtió “Esta situación plantea la desconcertante posibilidad de que llegará un momento en que los antibióticos, como sistema terapéutico, tendrán interés sólo desde un punto de vista histórico”.

Estamos en el siglo XXI y ya se han detectado bacterias “indestructibles” a las que no les afectan ningún tipo de antibiótico conocido.

Nosotros en las farmacias tenemos un papel importante. Advirtiendo e informando podemos ayudar a prevenir la resistencia de los antibióticos.

Empezaremos por su posología.

¿Informas de la posología a tus clientes?

Sabemos que la posología del antibiótico es lo más importante para garantizar su eficacia y prevenir su resistencia. Es fundamental explicar a tus clientes la importancia de respetar y cumplir la posología. El mal uso y dejar los tratamientos interrumpidos puede a llegar a ser peligroso.

Las primeras señales de alarma saltaron cuando varios centros hospitalarios anunciaron que la vancomicina, un potente antibiótico, era incapaz de combatir el staphylococus aureus, la bacteria responsable de muchas infecciones hospitalarias. Ocurre lo mismo con la penicilina: un 40% de las cepas de streptococus pneumoniae, causante de neumonías, meningitis y otitis se ha vuelto resistente total o parcialmente a la misma. Más peligrosas aún se han tornado algunas cepas de enteroccoccus (capaces de provocar graves infecciones del tracto urinario y las válvulas cardíacas), inmunes a todos los fármacos existentes en el mercado.

“LOS INVESTIGADORES HAN DESCUBIERTO QUE CUANDO LAS BACTERIAS NO TOPAN REGULARMENTE CON ANTIBIÓTICOS, EMPIEZAN A OLVIDAR CÓMO RESISTIRSE A ELLOS”

¿Piensa en cuántas dispensaciones recurrentes de antibióticos para tracto urinario hacemos a la misma persona?

¿Cuántas dispensaciones de antibiótico con recetas de odontólogos?

Es importante que seas consciente de cómo se relacionan entre sí muchas patologías y muchos fármacos, unas desencadenan a otras.

Lo importante es informar a nuestros clientes, sobre todo a esos que detectemos que son recurrentes en infecciones de diferentes tipos.

Lo importante es trabajar en la prevención, mantener un sistema inmunitario fuerte puede ayudar a prevenir la ingesta de antibióticos.

Algunos científicos señalan que si empezamos por reducir drásticamente el uso de los antibióticos, limitando su utilización a los casos más graves para la salud, quizá podamos superar al menos parte del problema, porque los investigadores han descubierto que cuando las bacterias no topan regularmente con antibióticos, empiezan a olvidar cómo resistirse a ellos.

Tomar conciencia de la importancia de mantenernos sanos y aprender a fortalecer de forma natural nuestro sistema inmunitario, es nuestra mejor arma para poder enfrentarnos a estos microscópicos seres.

Debemos también advertir a nuestros clientes de los efectos adversos de los antibióticos. Uno de los más destacados es el barrido de la flora intestinal que provoca una bajada de defensas. Casi el 80% de nuestro sistema inmunológico recae en el intestino.

Los prebióticos y probióticos son vitales en aquellas personas que están recibiendo tratamiento médico con antibióticos, ya que reponen la flora intestinal y vaginal (lactobacilos) destruida por éstos, previniendo así la aparición de diarreas. En general, tienen un importante papel como anticancerígenos, sobre todo en el caso del colon, porque ayudan a mantener nuestro sistema inmunológico.
Hemos visto en estos últimos tiempos en nuestras farmacias la inclusión de prebióticos y/o probióticos.

¿Cómo aconsejar un probiótico?

Cuando vayas a dar un consejo de un probiótico a un cliente que toma Antibiótico, para no tener que dar una larga explicación sobre el intestino, las defensas, etc… lo que debes hacer es hablar de PROTECCIÓN, un concepto que todo el mundo entiende. Formula la pregunta con esta palabra.

Normalmente confundirán el concepto y te dirán que ya toman Omeprazol (es con lo que asociamos la protección). Explica cómo funciona la flora en nuestro intestino, el papel importante que tiene para nuestras defensas.

Posibles preguntas para aconsejar un probiótico.

  • ¿Ha tomado anteriormente este antibiótico?
  • ¿Toma algo para proteger su flora intestinal?
  • ¿Le ha advertido su médico que debe proteger su flora intestinal?

Puedes explicarles la importancia y la relación del antibiótico con otras enfermedades

Por ejemplo: ”equilibrar y mantener saludable la flora intestinal, disminuyendo así la susceptibilidad de sufrir infecciones futuras de estómago, intestino y vaginales”.

“LAS VITAMINAS, ESPECIALMENTE LAS DEL GRUPO B, SON UN MAGNÍFICO ANTIBIÓTICO NATURAL. ALIMENTOS COMO LAS LEGUMINOSAS, FRUTAS Y VERDURAS. LA FITOTERAPIA Y LA HOMEOPATÍA, SON UNA EXCELENTE ALTERNATIVA A LOS ANTIBIÓTICOS QUÍMICOS”

Puedes practicar.

¿Recuerdas que además en la farmacia tenemos antibióticos naturales?

El hecho de que los antibióticos naturales no generen resistencias por parte de las bacterias ya es suficiente para plantearse su empleo regular. No hay que olvidar que, además, favorecen el proceso de regeneración epitelial, estimulan los mecanismos naturales de eliminación, promueven el funcionamiento de los órganos en general, inhiben el crecimiento de los gérmenes patógenos y aumentan las defensas del organismo, mientras que los antibióticos sintéticos suelen bajarlas.

Teniendo en cuenta esto vamos a trabajar las recomendaciones de los “antibióticos naturales”.antibioticos naturales

  • Un excelente antibiótico natural son las vitaminas, especialmente las del grupo B. Los ácidos grasos poliinsaturados de su piel refuerzan la protección de la membrana de todas las células del cuerpo, impidiendo así la entrada de bacterias causantes de infecciones y enfermedades. También refuerzan el sistema inmunitario y el corazón.
  • Para prevenir las infecciones también podemos dar consejos sobre qué alimentos se deben reducir al máximo como son el consumo de harinas, azúcares refinados, lácteos y carnes. Su alto contenido en grasas saturadas y sus deficiencias de ácidos grasos omega 6 y omega 3 ejercen un efecto negativo sobre las defensas y favorecen las infecciones recurrentes.
  • También debemos tener en cuenta la fitoterapia con PLANTAS MEDICINALES, homeopatía con poderosos efectos antibióticos directos o bien activadores de las defensas que conviene consumir con cierta regularidad o utilizar expresamente como alternativa a los antibióticos químicos.

Ejemplos concretos, entre otros, son Homeopatia Engystol (Heel), Osccilococinum (Boiron). Complejos vitamínicos como Inmenoflex (vitae) o fitoterapia como Jalea Real o la Equinácea.

 

CONSEJOS GRATIS

También podemos dar consejos de alimentos que actuaran como antibióticos naturales

Para reforzar el sistema inmunológico es conveniente que la dieta este compuesta por alimentos ricos en proteínas vegetales procedentes de LEGUMINOSAS y FRUTAS Y VERDURAS debido a su alto contenido en vitaminas, minerales y fitoquímicos .

También alimentos con elevadas dosis de vitamina A, ayudan a mantener la integridad de los epitelios, que es por donde penetra cualquier infección. Otras vitaminas básicas son la E (antioxidante) ya que la oxidación celular aumenta considerablemente durante las infecciones, y el ácido ascórbico o vitamina C, que suele usarse asimismo en los procesos infecciosos porque aumenta las defensas frente a los gérmenes. Otro nutriente importante para ayudar al cuerpo a luchar contra la infección fabricando anticuerpos específicos es el zinc, ya que disminuye la severidad de los síntomas y acorta la duración del episodio infeccioso.
Informar a tus clientes tanto de la posología, los efectos adversos y las alternativas al antibiótico es de gran importancia. Toma conciencia del papel protagonista que te corresponde como personal sanitario para prevenir la resistencia de la población a los antibióticos químicos y los efectos secundarios derivados de su mal uso.

¡Se tú el protagonista de esta historia!

Carmen Fernández Coach

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.