Gestiona tu tiempo en cada dispensación

Gestiona tu tiempo en cada dispensación

Una de las cosas que más no preocupa en el mostrador de la farmacia es que se forme cola, que los paciente clientes tengan que esperar y/o se vayan. Este hecho nos crea presión y dejamos de dar consejos, por miedo a estar demasiado tiempo con el cliente.

Asociamos consejos con tiempo porque, cuando empezamos a dar consejos, es frecuente que nos extendamos realizando largas explicaciones. Muchas veces, después de una larga explicación, el cliente te da las gracias y se va sin hacer caso a tus consejos. En este momento, se produce desgaste de energía y de tiempo.

Tenemos que evitar:

  • Informar
  • Hablar demasiado
  • Utilizar palabras muy técnicas
  • Intentar convencer

Antes de empezar a dar consejos, recuerda que aunque todo el mundo necesita un consejo, no todo el mundo estará abierto. Habrá clientes que serán receptivos y otros que sólo quieren una simple dispensación.

Toma nota de estos seis pasos para gestionar el tiempo en el consejo.

  1. Al recibir  al cliente, tenemos que observar su lenguaje gestual, patologías y receta. A partir de aquí: ¿damos el consejo? O bien ¿nos limitamos a realizar una dispensación?
  2. Preguntamos al cliente incidencias de la receta, nos informamos desde cuando y porque, si sabe cómo debe tomarlo, síntomas…
  3. La escucha es uno de los pasos más importantes en este proceso. Más de un 70% de la venta, recae sobre la escucha. Por esto, es importantísimo entender qué ocurre, cuál es su necesidad, cómo la expresa, para ponernos en su lugar.
  4. En este paso, dejamos al cliente y nos centramos en la búsqueda del medicamento, dosis, datos receta, incidencias…
  5. Empezamos la dispensación y el consejo, al mismo tiempo que cortamos el precinto o bien dispensamos. Empezamos a hablar, sin largas explicaciones. Nuestro cliente solo quiere saber porqué lo necesita, cómo debe tomarlo, la posología y los beneficios.
  6. Cerramos la venta, cobramos, obsequiamos con una muestra y siempre terminamos con una buena despedida “hasta pronto”, “ya me dirá que tal le va el consejo”, “cualquier cosa que necesite…”, por ejemplo.

Espero que estos 6 pasos te ayuden a no asociar el consejo con tiempo.

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.