Primavera: ¡Alerta! Alergias

Primavera: ¡Alerta! Alergias

Este pasado fin de semana, revolviendo papeles, preparando formaciones, intentando poner orden en apuntes, frases, consejos, metodologías… para mejorar en la farmacia, caí en la cuenta de que ¡Volvemos a estar en primavera!, y que hace ya un año que no hablamos de esas molestias primaverales llamadas alergias. Así que allá vamos.

Empezaré diciendo que entre un 20% y un 30% de la población sufre problemas de alergias que se manifiestan en:

– Rinitis alérgica: alérgenos que provocan una respuesta inmunitaria en la mucosa nasal, produciéndose inflamación.

– Conjuntivitis alérgica (rinoconjuntivitis).

– Asma alérgica: alérgenos llegan a la mucosa bronquial, produciendo inflamación.

– Dermatitis atópica o de contacto: alérgenos inducen la respuesta alérgica en la piel.

– Urticaria alérgica: ronchas rojas (suele estar provocada por alimentos, medicamentos).

– Anafilaxis = reacciones alérgicas severas: inflamación por todo el organismo, puede ser fatal (suele estar provocada por medicamentos, venenos de himenópteros y alimentos).

 

Vamos a poner en práctica todos nuestros conocimientos, a compartirlos con el objetivo de ser farmacias acordes con la calidad sanitaria que ofrecemos.

Salgamos esta primavera de nuestra zona de confort (recuerda nuestros consejos en el post de la semana pasada). Piensa que en todo el proceso de dispensación tú juegas el segundo papel más importante, después de tu clienta/paciente. Debemos dar una atención personalizada según los síntomas, pero también debemos recordar que la prevención es nuestra prioridad.

En la dispensación común, donde los principios activos siempre son los mismos, hay que recordar y tener en cuenta que debemos formular un mínimo de dos preguntas, para obtener la información suficiente que nos permita dar un consejo personalizado y advertir y prevenir de los efectos adversos o interacciones. Preguntas como:

– ¿Toma alguna otra medicación?

– ¿Qué síntomas tiene?

– ¿Padece alguna enfermedad crónica?

 

Veamos algunos de los productos que más vamos a recomendar en primavera.

– ANTIHISTAMÍNICOS: recomendados para estornudos, rinorrea (exceso de mucosidad), picor, pero NO para la obstrucción nasal.

  1. -Los de la primera generación: efectos anticolinérgicos. Nunca dispensar en glaucoma, hiperplasia prostática, retención urinaria. Provocan somnolencia.
  2. -Los de la segunda generación: precaución en epilépticos.

– CORTICOIDES NASALES: son sólo para obstrucción nasal. No más de 3 meses seguidos. Pueden producir atrofia del epitelio nasal (epistaxis) y riesgo de osteoporosis.

– DESCONGESTIVOS ORALES: efedrina, pseudoefedrina, fenilefrina. Por sus efectos anticolinérgicos debemos tener cuidado con: cuadros de hipertensión, palpitaciones, fatiga, agitación, temblores, insomnio, dolor de cabeza, sequedad de las mucosas, retención urinaria y reagudización del glaucoma. Recuerda evitar estos tratamientos en pacientes cardiópatas.

– DESCONGESTIVOS TÓPICOS: oximetazolina, tramazolina, nafazolina, debemos prestar atención a sus efectos anticolinérgicos, pero menos que los simpaticomiméticos orales. Recuerda que suelen inducir rinitis medicamentosa de rebote. Su uso no debería superar los 7 días seguidos.

Además de los casos que acabamos de ver, piensa que siempre puedes dar un consejo farmacéutico en prevención. Cada vez en la farmacia, tenéis más laboratorios de homeopatía que, sin provocar efectos adversos ni interacciones, pueden ayudar a tratar este tipo de sintomatologías.

También tenemos la posibilidad de tratamiento preventivo en monoterapia, y para los que resisten a su tratamiento se puede combinar con fármacos.

Los fármacos que un año han funcionado pueden dejar de ser eficaces (debido a una mayor polinización), de manera que antes de aumentar las dosis (que pueden provocar más efectos secundarios) se pueden combinar con la homeopatía.

Otra opción que tenemos a mano para ofrecer a nuestros pacientes/clientes es la fitoterapia. Os recuerdo algunos consejos de fitoterapia en rinitis alérgica:

– El Regaliz: efecto antiinflamatorio semejante a la cortisona.

– La Ortiga: bloquea la histamina en los alérgicos al polen. Expectorante y antitusiva.

– El Té verde: reduce la producción de histamina, disminuyendo los síntomas de la alergia.

– La Cúrcuma: bloquea la IgE que desencadena la reacción alérgica, disminuyendo los síntomas.

Por otra parte, recuerda que hay una parte sensible y muy importante de la población que necesita nuestros consejos y confía en nuestros conocimientos.

– ANCIANOS: en este grupo de población debemos evitar los antihistamínicos (en todo caso de 2ª generación). Son aconsejables los productos homeopáticos.

Evitar simpaticomiméticos orales: efectos anticolinérgicos peligrosos en ancianos con problemas cardiovasculares o prostáticos.

– EMBARAZADAS: en este grupo poblacional está especialmente indicada la homeopatía. 

EjemploSoluciones salinas/agua de mar: lavar mucosa nasal.

Simpaticomiméticos tópicos (nunca en el primer trimestre del embarazo), cromoglicato disódico y beclometasona, pero bajo prescripción médica.

– NIÑOS: soluciones salinas/agua de mar. Homeopatía. Cromoglicato disódico, corticoides y antihistamínicos, eso sí, bajo prescripción médica. Los corticoides pueden reducir la talla del niño en el uso continuado.

 

– ASMÁTICOS:  en este grupo es importante un control exhaustivo de la rinitis alérgica, ya que puede agravar la sintomatología de la alergia. Evitar el alérgeno Cromoglicato disódico, Montelukast y corticoides tópicos. Una vez más, siempre bajo prescripción médica.

 

No olvides

PREGUNTAR + ESCUCHAR EN CADA DISPENSACIÓN ANTES DE DAR UN CONSEJO FARMACÉUTICO.

Estate alerta y pon en práctica todos tus conocimientos.

Para despedirme esta semana, una frase de nuestro filósofo de cabecera:

“EL QUE APRENDE Y APRENDE Y NO PRACTICA LO QUE SABE ES COMO EL QUE ARA Y ARA Y NO SIEMBRA”.

-PLATON (Atenas, 427 a.C.- 347 a.C.)

Carmen Fernández

Coach.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.