Iniciamos blog

Iniciamos blog

Un gran saludo a todos lo que estáis leyendo esto.

Este blog va dirigido a todas las personas que trabajan en oficina de farmacia, sea cual sea su titulación, de si la farmacia está en un pequeño pueblo o una gran ciudad, de si es grande o pequeña.

No importa dónde está o cómo es la farmacia porque la función que cumplimos en ella como personal sanitario es común. Los fármacos que dispensamos, tanto en receta o venta libre, son los mismos sea cual sea el lugar donde esté ubicada.

Somos  nosotros, el personal sanitario,  los que cada día abrimos las puertas de una farmacia, encendiendo y apagando cada noche la CRUZ VERDE que nos identifica. Tenemos algo que nos hace iguales: el servicio que estamos dando a la población.


Últimamente son muchos los cambios que estamos viviendo dentro del sector sanitario. En las farmacias también los estamos viviendo cada día, adaptándonos casi a diario a nuevas formas de trabajar, a nuevas normas, desde la receta electrónica, el copago, los márgenes en los medicamentos…

Desde aquí te pregunto:

 

¿Cómo imaginas las farmacias del futuro después de todos los cambios que estamos experimentando en estos momentos ?

Siempre he pensado que todo lo que está ocurriendo marcará un antes y un después en el mundo de las farmacias y los que ahora estamos trabajando en ellas seremos los testigos de este cambio.

  

¿Testigos o PROTAGONISTAS?

Siempre he preferido pensar que somos protagonistas.

Ya conocemos el origen de la mayoría de las enfermedades, las tratamos cada día vendiendo fármacos en los mostradores de la oficina de farmacia, conocemos sus síntomas y cómo se relacionan entre ellas.

Pero seguimos trabajando como en el siglo pasado. Tan sólo nos dedicamos a paliar los síntomas ya que hay muy pocos fármacos que curan. Os habéis preguntado alguna vez  cuántos de todos los que vendemos cada día en las recetas o en venta  libre curan realmente?

Vendemos, dispensamos cada día medicamentos, es cierto. Pero no siempre ayudamos dando un servicio a la población porque la mayoría de veces únicamente dispensamos.

La farmacia del futuro, cada vez más del presente, es aquella farmacia que vela por la salud de sus clientes. Aquella en la que al ver la cruz verde las personas no piensen en un lugar al que acudir para comprar fármacos sino todo lo contrario. Se trata de conseguir que las personas entren en las farmacias buscando a profesionales que les aconsejen y les informen de cómo prevenir todo eso que sabemos ya qué sucederá. Debemos cuidar de la salud de nuestros clientes.

Para lograr convertir las farmacias en farmacias de salud, lo primero que debemos hacer es cambiar la mentalidad, los hábitos y las costumbres que hemos estado utilizando hasta ahora. Cuando las personas que trabajan en ellas CAMBIEN, las farmacias cambiarán  y con ello los clientes también cambiarán. Podremos conseguir que las personas que vivan cerca de donde trabajamos mejoren su salud. TU ERES EL PROTAGONISTA.

Desde el cambio individual de cada unos de nosotros podremos conseguir hacer realidad esta farmacia del futuro.

Farmacias, donde os puedo asegurar que las personas que trabajen en ellas serán personas motivadas. No hay mayor motivación en la vida que poder ayudar a otra persona, “el gracias, que bien me fue lo que me aconsejaste” es algo que crea en ti una enorme satisfacción. Tu trabajo cobrará sentido. Nos sentiremos realizados personal y profesionalmente y al mismo tiempo estaremos contribuyendo a mejorar la salud y el bienestar de la población que nos rodea.

Dejando de ser cómplices de un sistema basado en la enfermedad.

Desde este blog, una vez por semana, escribiré cómo podemos adaptarnos día a día a estos cambios y  cómo hacerlo al mismo tiempo que disfrutamos .

Aprendamos a disfrutar desde el lugar donde estemos.

Empecemos por nosotros el cambio que queremos ver en el mundo.

Os espero todas las semanas en mi blog.

Un saludo a todos.

 

Carmen Fernández – Coach Farmacia

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.