¿Por qué se te cae el pelo? ¿Puedes prevenirlo?

¿Por qué se te cae el pelo? ¿Puedes prevenirlo?

También en invierno debemos cuidar nuestro cabello. Por regla general el cabello se muere en primavera, pero tarda entre tres o cuatro meses en caerse. ¡Somos mamíferos y en consecuencia mudamos el pelo!

Para empezar es importante saber que el ciclo capilar se compone de tres fases:

  • Fase de crecimiento. Dura entre 2 y 7 años, el pelo nace y crece de 1 a 2 cm por mes.
  • Fase de transición. Corresponde a una fase de reposo de 2 a 4 semanas: el crecimiento se detiene, el pelo ya no crece.
  • Fase de reposo. En esta etapa el pelo comienza a caerse. Dura de 2 a 4 meses. Cuando termina esta etapa, el ciclo capilar comienza de nuevo con la fase de crecimiento.

Es normal que se pierda pelo todos los días, como parte de este ciclo, pero algunas personas pueden experimentar una caída excesiva.

Cada día perdemos en torno a 80 o 100 cabellos, que son renovados en circunstancias normales por cabellos de idénticas características que aquellos que se caen. Sin embargo, en determinadas épocas del año como la primavera o el otoño, la pérdida es mucho mayor. Se trata de la denominada alopecia estacional, que es un proceso natural de renovación, es  un proceso completamente normal, por lo que no hay que asustarse si vemos más pelos de la cuenta en la almohada o en la ducha. Volverán a nacer transcurridos unos meses.

De todas formas debemos tener en cuenta que hay diversas causas por las que se puede perder pelo en exceso.

  • Estrés físico o emocional
  • Parto
  • Cambios hormonales
  • Fiebre alta o alguna infección severa.
  • Una cirugía mayor o enfermedad grave
  • Dietas drásticas, especialmente aquellas faltas en proteína
  • Anemia
  • Ingesta de medicamentos, anticonceptivos, ciertos antidepresivos, antinflamatorios y bloqueadores de los canales del calcio
  • Quemaduras
  • Alopecia areata (calvas que se dan en el cuero cabelludo, la barba, las cejas, o las pestañas)
  • Uso excesivo de champú, secador y tintes
  • Enfermedades tiroideas
  • Hábitos nerviosos como arrancarse el pelo continuamente o frotarse el cuero cabelludo
  • Radioterapia

Tanto mujeres como hombres tienden a perder cantidad de pelo con la edad.

La “calvicie común”, también llamada “alopecia androgenética”, es de patrón masculino y de patrón permanente. Los hombres que tienen este tipo de caída del pelo, por lo general, han heredado el rasgo, y sus signos empiezan a aparecer antes de los 40 años.

Algunas mujeres entre los 30 y los 60 años pueden notar un adelgazamiento del pelo que afecta todo el cuero cabelludo. La pérdida de pelo puede ser abundante al principio, deteniéndose después de manera gradual.

Siempre que se note la pérdida de pelo atípica deberíamos consultar a un médico o a nuestro farmacéutico de confianza.

Hay numerosos productos en el mercado especializados en la prevención de la caída del pelo, ya que contienen componentes que ayudan a frenar la calvicie, como pueden ser la biotina, el minoxidil, la finasterida, el ácido fólico, la cisteína, la levadura de cerveza, el zinc, el ácido linoleico, así como numerosas vitaminas.

La vitamina E es un antioxidante a tener en cuenta cuando se trata de mantener el cabello sano.

La vitamina E es soluble en grasa y aporta muchos beneficios a nuestra salud. La encontramos en alimentos naturales como aceites vegetales, en el de oliva sobretodo, verduras de hojas verdes, brócoli, aguacate, en frutos secos como las almendras, los huevos y el hígado. Esta vitamina puede ayudar en el tratamiento de diferentes problemas relacionados con el cabello, por lo que es considerado por muchas empresas como un ingrediente importante para sus productos. Ayuda a tratar el cabello dañado, a mejorar el crecimiento y a tratar problemas del cuero cabelludo. Por lo que es importante volver a insistir en la atención que debemos prestarle a la alimentación cuando se trata de nuestra salud.

La vitamina E es soluble en grasa y aporta muchos beneficios a nuestra salud. Puede encontrarse naturalmente en muchos alimentos.

Vitaminas B1, B3, B5, B6, B8, B12, Zinc, Cobre y Selenio: contribuyen al mantenimiento del cabello en condiciones normales.

Además del aceite de semilla de calabaza que es rico en omega 6, omega 9 y fitoesteroles.

aceite semilla

Finalmente, tenemos que recordar que existen multitud de falsos mitos sobre la caída del cabello, estos son algunos de ellos:

  • Es falso que el gen portador de la calvicie tenga un patrón temporal claro. Puede saltarse generaciones o suceder sin interrupción. Es decir que es un engaño aquello de “como mi padre es calvo, yo también lo seré”. Además la aparición de la calvicie común en los hombres, tiene mucho más que ver con la madre que con el padre.
  • El cabello hay que lavarlo siempre que esté sucio y, si es necesario, diariamente. No es verdad que el cabello graso se tenga que lavar lo menos posible. Eso sí tenemos que procurar no ser agresivos con el lavado.
  • El tabaco destruye los folículos pilosos, interfiere en la circulación de la sangre y las hormonas en el cuero cabelludo. Es decir: fumar, SI afecta a nuestro cabello.
  • No es cierto que si usamos gorras o casco se nos vaya a caer el cabello, porqué impide una correcta oxigenación del cuero cabelludo. El cabello no respira, sino que recibe oxígeno del flujo sanguíneo.
  • También es falso que cortarse el cabello hace que nazca con más fuerza. Si tu cabello está enfermo acabará cayendo igualmente, lo cortes o no.
  • Los productos capilares NO perjudican la salud del cabello usados con moderación. Espumas, tintes, lacas, gominas… se pueden utilizar si no se trata de productos agresivos.
  • El champú para caballos está especialmente formulado para ellos. Es erróneo pensar que el champú para caballos detenga la caída del cabello y, hay que tener mucho cuidado en usarlos para humanos ya que pueden ser perjudiciales.
  • La alimentación no influye directamente en la caída del cabello, pero mantener una alimentación sana y equilibrada es importante para mantener un cabello sano.
  • Los masajes capilares no sirven para combatir la calvicie. Su supuesta efectividad no está demostrada científicamente.
  • Es mentira que tanto la abstinencia como el exceso de sexo provoquen calvicie. No hay pruebas científicas de que ni lo uno ni lo otro tenga influencia en la calvicie.

Y recuerda, en la oficina de farmacia tienes a tu disposición una gran cantidad de productos y complementos alimenticios que se comercializan bajo diferentes nombres  y marcas, que te pueden ayudar a mantener tu cabello sano, así como en el tratamiento de los problemas de calvicie.

¡El mejor consejo siempre te lo ofrecerá tu farmacéutico de confianza!

Hasta pronto.

 

 

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Victoria Higueras

    Buen artículo, breve y a la vez completo, resumiendo todos los factores que influyen en la salud del cabello y su caída. Gracias!

    1. CoachFarmacia

      Gracias por tu opinión Victoria.
      Hoy publicaremos otro post sobre Dermocosmética 🙂

  2. Hola hacia mucho tiempo necesitaba esta informacion 🙁 al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre muchas gracias T.T

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.