La atención al paciente diabético. Consejos farmacéuticos

La atención al paciente diabético. Consejos farmacéuticos

Esta semana os propongo ayudar a nuestros pacientes diabéticos tipo 2, ya que son muchas las dispensaciones que hacemos todos los días a este tipo de paciente/ cliente. Antidiabéticos orales como Daonil, Amaryl o el más común Metformina.

¿Cuántas dispensaciones puedes llegar hacer en un día? ¿Les das algún consejo?

Una vez más y como en Coach Farmacia venimos haciendo, es necesario trabajar con los equipos de farmacia en lo que al Consejo farmacéutico se refiere y que cada dispensación nos permita ver todas las posibilidades que tenemos con el único objetivo de ayudar y atender correctamente a las personas que nos encontramos cada día en el mostrador. Os sugiero algunos consejos:

Vamos a tener especial cuidado en el caso de diabetes tipo 2, ya que es un trastorno metabólico caracterizado por altos niveles de glucosa en la sangre, debido a una resistencia celular a las acciones de la insulina, combinada con una deficiente secreción de insulina por el páncreas. Es decir, el cuerpo no utiliza correctamente la insulina para bajar la glicemia. Al darse normalmente en la edad adulta y al llegar el paciente a la farmacia, en la mayoría de las ocasiones no saben cómo deben empezar a cuidarse. Ahí es donde los profesionales farmacéuticos debemos jugar nuestro papel como personal sanitario, ya que la diabetes tipo 2 representa alrededor del 90 % de los casos de diabetes que nos vamos a encontrar.

Vamos darles unos consejos, pero recuerda ¡siempre preguntando antes!

Primero tenemos que ayudar al paciente a que asuma la actitud de controlar y conocer bien como debe cuidarse, desde el momento que le comuniquen que es diabético. Es muy importante que los pacientes estén bien informados sobre su enfermedad. El paciente, debe saber qué hacer para mantener la glicemia dentro del nivel normal y cuáles son los niveles normales de azúcar en sangre.

¿Los conoces?

En diabéticos entre 70/120mg/dl en ayunas.

Máximo 200 mg/dl dos horas después de comer.

Reeducar el cómo y el qué puede comer. Podemos también aconsejarles a través de servicios de dietética y nutrición.

Una opción es empezar por dar el consejo de sustituir el azúcar refinado por edulcorantes que nosotros tenemos en la farmacia.

Cuidado diario de la piel y de la boca.

Pregunta por ¿Cómo siente la piel? ¿Cuida su piel? Especialmente las extremidades inferiores. ¿Pies? ¿Utiliza jabones sobregrasos o cremas hidratantes a diario? ¿Cremas especial para pie diabético?

¿Cuándo hace la pedicura, utiliza tijeras? Mejor ayudar con una lima de uñas. Puedes dar este consejo, y advertir qué a la menor herida, rojez o rozadura, utilicen cremas cicatrizantes para ayudar en el proceso de regeneración.

En estos pacientes/clientes tenemos que tener especial cuidado con los problemas bucales. Así que vamos a preguntar por efectos adversos que pueden suceder en la boca desde xerostomia, gingivitis, periodontitis y caries. Antes de dar un consejo pregunta por si tiene alguno de estos síntomas.

También debemos tener en cuenta que el diabético de tipo 2, tiene un alto riesgo cardiovascular. Podemos ayudar en la prevención. Desde el mostrador ¿Cuántos laboratorios tienes para la prevención de riesgo cardiovascular? Desde omegas, levadura de arroz rojo, extracto de ajo añejo, fitoterapia, hoja de olivo, cola de caballo para control de tensión arterial.

SI están ya en tratamiento con estatinas, podemos dar consejos de magnesio y coencima q10.

No nos olvidemos de los consejos farmacéuticos que podemos dar para ayudar en la vista de los diabéticos, la retinopatía está asociada a diabetes. Podemos ayudar con algún complemento para proteger la retina y reforzar la circulación.

Debemos preocuparnos por su salud cardiovascular.

Es importante que recordemos a nuestros pacientes/clientes, si quieren vivir bien con la enfermedad, que no solo es importante el control de la glucosa, sino también de la presión arterial y del colesterol, pues hay complicaciones cardiovasculares asociadas, como ataques al corazón y trombosis cerebrales. Desde el mostrador podemos ofrecer servicios que tenemos para que controlen colesterol, triglicéridos, tensión arterial, dietética y nutrición. Nosotros, desde la farmacia podemos ayudar y aconsejar periódicamente en estos controles.

Siempre tenemos que pensar que nuestros pacientes/clientes mantienen hábitos de vida saludables, pero una recomendación desde el mostrador puede ser que realicen 150 minutos de ejercicio a la semana. ¡No son tantos!, solo un poco más de 20 minutos al día.

A partir de hoy, cuando hagas una dispensación a un diabético tipo 2, practica el consejo farmacéutico con el único fin de ayudar e intentar que tus pacientes/clientes gocen de la mejor calidad de vida posible.

¡Ah! Y no te olvides de disfrutar de tu trabajo cada día.

Carmen Fernández

Coach.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.