La primera impresión debe estar cargada de impacto visual y un mensaje claro

La primera impresión debe estar cargada de impacto visual y un mensaje claro

Esta semana, os proponemos cuidar del espacio donde trabajáis, para hacer de cada dispensación una experiencia agradable para nuestros clientes y un lugar cómodo para nosotros.

¿Sabías que el mero hecho de causar una buena impresión puede ser la clave que conduzca a la consecución o no de un gran negocio?

Podemos ser muy buenos dando consejos a nuestros clientes, pero no solo de ello dependerá que trasmitamos una buena o mala impresión. El espacio donde nos encontramos también cuenta para trasmitir una sensación agradable o, por lo contrario, una mala sensación.

Casi un 80% de la información que recibimos y retenemos es es visual. Cuando decimos: “más vale una imagen que mil palabras” o “la primera impresión es la que cuenta” es cierto.  El negocio depende de una sola oportunidad para hacer que esa primera impresión sea impactante para el cliente. El cliente se enfoca en lo que ve. Por eso, la primera impresión debe estar cargada de impacto visual y un mensaje claro.

Un regla de oro para cualquier cosa que queramos vender es: No importa el producto ni el servicio que se venda, la premisa de su presentación debe ser atractiva. La primera impresión debe estar cargada de impacto visual y un mensaje claro. Así pues, en la farmacia dependerá:

A. Del escaparate: es la primera imagen que proyectamos a nuestros clientes. Aunque  no le damos mayor importancia, del escaparate puede depender que las personas se sientan atraídos a entrar a la farmacia o, por lo contrario, pasen de largo.

#CoachConsejo: dale más importancia a el escaparate y evita:

  • Escribir mensajes en cartulinas con rotulador de colores a mano.
  • Crear un escaparate con diferentes temáticas juntas.
  • Mantener un escaparate mucho tiempo con el mismo mensaje.

Y para proyectar una imagen agradable desde le escaparate…

  • Crea un calendario según temporada o temática que quieras dar a conocer, con productos novedosos o campañas televisivas. ¡Cámbialo cada 15 días!
  • Utiliza solo una temática, comunica un mensaje claro. Aunque haya diferentes laboratorios expuestos, lo importante es que estén relacionados.
  • Busca la creatividad y la originalidad.
  • Escribe los mensajes en pizarras, marcos de fotos, por ejemplo, pero siempre con caligrafía de máquina.

B. De la colocación general del producto:

La ubicación y la distribución del producto dentro de la farmacia nos ayudará a proyectar una imagen coherente con nuestros consejos.

En primer lugar, dividir o distribuir la farmacia por las diferentes categorías que tenemos: categoría buco dental, categoría infantil, dermocosmética, categoría senior, etc. Esto nos facilitará nuestro trabajo y, al cliente, le ayudará a ubicar los productos para un autoservicio.

En segundo lugar, exponer los productos EFP o venta libre por problemas o por patologías nos facilitará el consejo.

C. De las promociones y ofertas:

La ubicación, el espacio y la colocación de las promociones y oferta o novedades dependerá de su éxito o fracaso.

  • Evitar que haya más de 3 promociones/ofertas para no saturar al cliente e intentar que estén relacionadas entre ellas.
  • Respetar las góndolas o expositores que corresponde a cada laboratorio para hacer su promoción. Ejemplo de error: una góndola donde se publicita una crema de labios y que dentro haya cremas de pies.
  • Su ubicación deben de ser en las “zonas calientes”. Son esos lugares dentro de la farmacia donde el cliente pasa más tiempo y mantiene el contacto visual, normalmente, en mostradores o cerca de ellos.
  • Evitar todo lo que sean carteles hechos a mano, cartulinas de colores o con precios tachados.

Recuerda que una imagen vale mas que mil palabras.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.