¡Sócrates: el precursor del Coaching!

¡Sócrates: el precursor del Coaching!

La palabra “coach” o “coaching”, viene del hecho de transportar o llevar a alguien de un sitio a otro o de un estado a otro.

Si analizamos el origen del Coaching desde el punto de vista filosófico, el mayor referente con el que nos encontramos es Sócrates y su arte de la “Mayéutica”.
El filósofo clásico ateniense Sócrates (Atenas 470 a.C. – 399 a.C.), asemejaba lo que hoy conocemos como Coach o Coaching, con el parto y aseguraba que no se le podía enseñar nada a nadie, ya que todos tenemos el conocimiento dentro de nosotros mismos y, sólo a través de la mayéutica[1] se conseguía extraer del interior la esencia de cada uno de nosotros.

Independientemente de si es posible o no enseñar algo a alguien (idea que tendrá defensores y detractores) lo importante es tomar conciencia de que el verdadero aprendizaje es aquel mediante el cual aprendemos a partir de nuestro propio conocimiento.

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento. Sócrates

Pero Sócrates no es la única influencia filosófica e importante en el coaching. A su pupilo Platón (Atenas 427 a.C.- 347 a.C.), autor de los “Diálogos”, algunos lo consideran el autor de las primeras sesiones de coaching de la historia. En los que el poder de las preguntas era la principal fuente de conocimiento.

Aristóteles (Estagira 384 a.C. – Calcis 322 a.C.), también contribuyó a la evolución del coaching gracias a su “Tábula Rasa”, cuya idea clave es que el hombre puede conseguir todo aquello que se proponga. Esta teoría plantea que el hombre se divide en dos tipos de naturalezas diferentes:

  • Por un lado, el “Ser”, es decir lo que nos viene dado. Dónde estamos.
  • Por otro lado, el “Deber ser”, es decir, ¿A dónde quiero llegar?

La única forma de llegar de un punto a otro es la acción; considerándose el coaching el    medio para conseguir este tránsito. Como haría el “Carruaje de Kocs[2].
Para terminar no podemos dejar de hacer referencia al origen deportivo de la palabra “coach”. Las hemerotecas dicen que comenzó a utilizarse para denominar a los entrenadores norteamericanos que aplicaban algunas de las ideas antes expuestas en los entrenamientos y en la preparación de sus deportistas.

A Europa el coaching llegó de la mano del psicólogo y deportista Sir John Whitmore, autor del best-seller “Coaching for performance[3], que se centraba en la idea enseñanza-aprendizaje como punto esencial del proceso de coaching.

En el siglo XXI, la difusión del coaching ya es global y cada día se demuestra su eficacia como herramienta para el entrenamiento de la fuerza mental.

 

¿Qué es un coach? Diferencias con un psicólogo.

¿Qué es un coach?

La palabra coach, significa “entrenador”. Es una persona que se ha formado para motivar y proporcionar técnicas para que alguien llegue a la meta que quiere conseguir. Si nos fijamos en los entrenadores de fútbol, son los que ayudan a los jugadores para que aumenten sus habilidades. Lo que me parece importante analizar es: “Un entrenador puede hacer brillar a una persona que sepa jugar a fútbol, puede desarrollar las habilidades que ese jugador ya tiene, pero ¿puede hacer algo por un futbolista que no juegue bien al fútbol?”.

Lo mismo podría pasar dependiendo del problema a tratar. Si una persona tiene las herramientas para conseguir una meta, un coach puede ayudarle a mejorar, a usar de una manera efectiva las potencialidades que tiene. Pero si alguien no cuenta con las herramientas o no cree en ellas, un coach no será tan completo como un psicólogo que tiene un estudio de la mente más profundo.

Con esto no quiero desmerecer ni mucho menos al coaching, ya que hay coachs muy profesionales que tienen un don para ayudar y entrenar a la gente, pero cada persona tiene que buscar lo que mejor le vaya dependiendo del problema, o de los objetivos que tenga.

La importancia de saber qué es un coach.

Un coach es una buena opción cuando te sientes bien, pero estás estancado y no sabes cómo conseguir tus objetivos. Será una relación de igual a igual, en la que tienes claro lo que te pasa, la meta que quieres conseguir y necesitas que te guíen, acompañen y motiven, pero lo que no debes esperar es que responda tus dudas existenciales ni resuelva conflictos emocionales, el coach se centra en el presente y en cómo usar tus herramientas de la manera más eficiente y efectiva.

La importancia de conocer las diferencias entre coach y psicólogo.

Un psicólogo sería la mejor opción cuando no te sientes bien. Cuando tus emociones pueden contigo, y tu salud se resiente en algún sentido. Un psicólogo indagará en tu mente para hacerte mejorar y hacer que te conozcas mejor. Es complicado explicar la tarea que hace un psicólogo porqué los hay de tantas corrientes que habría que analizar bien el problema a tratar. Los hay que se centran en el pasado, otros en el presente; y también los que combinan ambos dos. También los hay que además de ser psicólogos se han formado como coach.

Será una relación de autoridad, en la que no sólo buscas a alguien que te entrene para mejorar, sino que también te ayudará a conocerte mejor y a solucionar tus problemas.

Cosas a tener en cuenta: En los últimos años, han aumentado significativamente las personas que se dedican a dar servicios de coaching. Si te decides por un coach, asegúrate de que tiene la formación necesaria para ejercer. Hay muchos que se disfrazan de coach, pero en realidad tienen una formación muy escasa y ven una puerta abierta a este servicio para incrementar sus ganancias, ofreciendo un servicio de poca calidad y de ninguna ayuda.

Tener claro qué es un coach, te ayudará a identificar y a diferenciar a los profesionales. Si te decides por un psicólogo, fíjate en que tenga número de colegiado, que cuente con amplia experiencia y que además de la carrera, se haya formado posteriormente con cursos o masters, porqué una carrera de psicología es muy global, y luego es necesario seguir con la formación para especializarse en un campo más concreto.

Espero haber contribuido a aclarar las posibles dudas o contradicciones que nos pueden asaltar a todos cuando necesitamos diferenciar a unos profesionales de otros y tenemos que escoger… ¡por el bien de nosotros mismos!

La semana que viene volvemos con más consejos sobre dermocosmética en la farmacia.

 

Carmen Fernández

Coach.

[1] Mayéutica. Sócrates privilegió un método, al cual denominó (probablemente evocando a su madre partera) mayéutica, es decir, lograr que el interlocutor descubra sus propias verdades.

[2] Carruaje de Kocs.  La historia apunta hacia los siglos XV y XVI, cuando empezó a hacerse muy popular    la ciudad húngara de Kocs, situada entre Viena y Pest. Kocs se convirtió en parada obligada para todos los viajes entre estas dos capitales. De esta manera se empezó a hacer muy común el uso de un carruaje caracterizado por ser el único provisto de un sistema de suspensión para dichos viajes. Además, destacaba por su comodidad frente a los carruajes tradicionales. Así comenzó a hablarse del kocsi szekér, o sea el ‘carruaje de Kocs’, símbolo de la excelencia. De la ciudad Kocs, se formó la palabra kocsi (pronunciada cochi).

[3] “Coaching for performance”. Sir John Whitmore. http://www.coachingparati.com/recursos/articulos/la_vanguardia.htm

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Ignacio Mate

    Interesante. Desconocía x completo lo comentado en el artículo,
    Es bueno conocer el origen de las palabras y de los trabajos.
    Lo paso al equipo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.