Comunica a través de los lineales de tu farmacia

Comunica a través de los lineales de tu farmacia

Hoy en Coach Farmacia os dejamos con algunos consejos para comunicarte con tu cliente a través de los lineales de exposición. Ten en cuenta que, al mismo tiempo, facilitarás la asociación del consejo detrás del mostrador de la farmacia. Por un lado, nos centraremos en una parte de la farmacia para comunicarnos con nuestros clientes y, por otro lado, facilitaremos el consejo en cada dispensación.

Los lineales que están justo detrás de los mostradores o en la zona de dispensación son los que dedicaremos a las EFP o OTC, especialidades o temporada. Estos tienen máxima visibilidad para nuestros clientes cuando esperan o hacen cola, ya que la mayor parte del tiempo fijan su mirada hacia esa zona. Es por ello, que tenemos que rentabilizar al máximo esa exposición, la forma de comunicarnos, la imagen que queremos proyectar y el mensaje que queremos difundir.

Empezaremos a trabajar con la metodología de Coach Farmacia: dispensación más consejo asociado al producto. Como mucho de vosotros ya sabéis, para entrenar el inconsciente y salir de la zona de confort es importante poner las cosas fáciles a nuestra mente. Si queremos dar un consejo y el producto se encuentra en un cajón de la rebotica, en la otra punta de la farmacia, lejos del lugar donde estas trabajando, será difícil que nos acordemos de dar el consejo. O si tenemos la presión de las cola hasta la puerta de la entrada y tenemos que perder tiempo en ir a buscarlo, quizás no lo aconsejemos. La carga de trabajo también es un factor negativo: pensar en mil cosas a la misma vez y olvidarnos de dar el consejo porque no lo asociamos.

Por ejemplo, en la dispensación de unas medias de comprensión: podemos sumar en el consejo con una crema para piernas cansadas. No obstante, la crema está en la zona de dermo (lejos de tu zona de confort). En esta ocasión, es más probable que no recordemos dar ese consejo.

Os proponemos utilizar los lineales de detrás de los mostradores como zonas de consejo. Nos servirán de expositor y  para comunicaremos mejor con nuestros clientes. Al mismo tiempo, nos facilitarán el consejo por asociación.

Para que sigamos respetando el orden de la farmacia o las categorías, os recomendamos doblar el producto de exposición. Podemos ubicar el producto en un  lineal de la categoría que le corresponda y, además, en el lineal del consejo para que nos facilite el trabajo.

 

¿Cómo hacerlo?

Colocar el lineal por categoría de patologías o por soluciones a problemas, con el fin que cada patología tenga los productos asociados al consejo según los síntomas.

Problemas cardiovasculares:

  •  Tensión
  •  Colesterol
  •  Diabetes

Problemas circulatorios:

  • Varices
  • Rojeces
  • Hematoma

Patologías sistema digestivo:

  • Gases
  • Acidez
  • Estreñimiento

Patologías sistema locomotor:

  • Dolor muscular
  • Dolor articular
  • Lesiones  y roturas

Gripes y resfriados

  • Tos
  • Garganta
  • Defensas

Problemas oculares

  • Irritación
  • Lagrimeo
  • Sequedad

También debéis…

  • Mezclar diferentes laboratorios en el mismo lineal, pero siempre asociados entre si con el problema o la patología.
  • Asignar un espacio fijo por patología o problema.
  • Colocarlos de forma vertical para dar más visibilidad.
  • Ubicar de derecha a izquierda, de lo que más os interese aconsejar a lo que menos, o bien en función de vuestro stock. De esta forma, todo el equipo sabe lo que más interesa aconsejar.
  • Colocar en los espacios de más visibles los productos que más intereses aconsejar o bien los de temporada.
  • Conseguir un lineal que tenga armonía de forma visual.
  • Colocar en el lineal los productos de campaña de TV o publicidad.
  • Colocar el protocolo de consejo completo. Por ejemplo: Somatoline (celulitis) + tisanas drenantes, nutricosmética + aceites drenantes + exfoliantes, etc.
  • Escribir preguntas cerradas debajo de cada patología, para comunicarnos con vuestros clientes sin hablar. Recuerda que ellos pasan la mayor parte del tiempo con la mirada dirigida a esa zona. Por ejemplo: ¿Tiene problemas con el colesterol? ¿ Le preocupa su tensión arterial? ¿Es diabético? Esto nos facilitará el consejo cuando le hablemos al cliente del producto. Solo tendremos que girarnos para cogerlo y,  al mimos tiempo, el cliente verá que le hablas de los mismo.

¡Anímate a dar consejos sin esfuerzo. Entrena todos  los días!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.