Nuevas oportunidades en el mostrador con el cambio de estación

Nuevas oportunidades en el mostrador con el cambio de estación

Con el cambio de estación llegó el otoño y con él también la caída capilar.

Que el cabello se caiga es algo que forma parte de un proceso natural. Las células están en constante regeneración, el embarazo, la lactancia, algún factor genético e incluso el estado de ánimo,  falta de vitaminas o minerales… A parte, con la edad también perdemos densidad.

¡Es vuestro momento, tenéis la solución! Las farmacias se llenan de tratamientos para combatir y frenar la caída. ¿Cómo aconsejar? ¿Cómo detectar el origen del problema?

  • Cuando tengamos al cliente delante, tenemos que OBSERVAR tanto su lenguaje gestual, como sus manos uñas, piel… De este modo empatizaremos con él.
  • Segundo paso y aún más importante: PREGUNTAR, formular las preguntas adecuadas, para saber cuál es el origen de la caída.
  • Trata la causa y no solo los síntomas. Recuerda que el cliente siempre vendrá a buscar un producto para los síntomas. Eres tu quien le debe ofrecer la solución.

Con el fin de complementar sus tratamientos y conocer la causa de su problema capilar, le formularemos unas preguntas para reconocer qué le pasa. Por ejemplo:

  • ¿Con qué frecuencia necesita lavarse el pelo?
  • ¿Cómo nota el cuero cabelludo (graso, seco)?
  • ¿Nota algún tipo de descamación, dermatitis, sensibilidad?

Estas preguntas nos ayudaran a saber qué champú deberá utilizar y recordar que, en muchos casos, está asociado directamente este tipo de problemas a la caída del cabello. Es una manera de tarar la causa.

Súmale otras preguntas como:

  • ¿Desde cuando le ocurre?
  • ¿Siente cansancio o fatiga?
  • ¿Le coincide siempre con esta época del año?
  • ¿Tiene problemas también con las uñas?

ESCUCHAR su respuesta con atención, te ayudará a conocer exactamente su problema y a proporcionarle un tratamiento completo y adecuado. Un cuero cabelludo graso o bien un estado descamativo, podría ser una dermatitis seborreica o bien podría ser simplemente una falta de vitaminas o minerales.

¡Averigua cuál es su necesidad y cuál es su problema!

 

Perfiles de clientes:

Por un lado, tenemos un perfil de cliente que entra todo el año a la farmacia en busca de este tipo de productos. El mayor consumidor es el sector masculino. En este caso, es fundamental lanzar el consejo adecuado, para mejorar la eficacia del tratamiento: un champú estimulante, por ejemplo, sería una buena elección.

Por otro lado, también tenemos el cliente que viene a buscar un producto concreto, el último que vio anunciado en la televisión. En este caso, le damos el tratamiento que nos pidió y sumamos buscando cuál es la causa de su caída. ¡Suma con el consejo adecuado!

No te olvides tampoco de los efectos adversos que algunos medicamentos que causan caída capilar. En este caso, te puedes adelantar con una sola pregunta: ¿Ha notado que desde que toma esta mediación, se le cae el pelo? Si la respuesta es afirmativa, tienes otra oportunidad para complementarle con un tratamiento anticaída. Tienes infinidad de oportunidades para sumar en el consejo, con el objetivo de mejorar su eficacia o tratar la causa.

Te proponemos realizar una lista de champús, tratamientos, complementos vitamínicos, ampollas… Recuerda los beneficios y la posología de cada uno e incluso recuerda el precio: hay productos para cada bolsillo.  

  • Champús estimulantes
  • Champús seborreguladores
  • Tratamientos para la dermatitis seborreica
  • Champús de uso frecuente
  • Complejos estimuladores
  • Ampollas
  • Esprays
  • Complementos vitamínicos
  • Minerales
  • Etc.

Nuestro valor añadido: somos personal sanitario, formado y preparado para prevenir y ayudar.

Así que, cada vez que salgas al mostrador a dispensar, piensa que tienes la oportunidad de ayudar a alguien.

“La única manera de hacer un buen trabajo es amar lo que haces”.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.